Juliana de Norwich (Español)



Julian_of_Norwich-193x300Festividad: 13 de mayo
Veneración: Devoción popular

En el siglo XIV, un número de hombres y mujeres ingleses se retiraron del mundo. Vivían solos como ermitaños o anacoretas. Su ermita, o celda, era una pequeña habitación unida a una iglesia local. Cada habitación tenía dos ventanas. Una atravesaba la pared de la iglesia. A través de esta ventana, el anacoreta recibía la comunión. A través de la segunda ventana, el anacoreta recibía la comida que le traían la gente de la aldea.

De jovencita, Juliana, que nació alrededor de 1342, se convirtió en una anacoreta en la Iglesia de San Edmundo y San Julián en Norwich. Hasta su muerte en 1420, a la edad de 78 años, Juliana se quedó en su habitación sencilla. Como la mayoría de los anacoretas, ella probablemente oró, ayunó, hizo penitencia, estudió, cosió ropa para los pobres y aconsejó a la gente del pueblo.

Pero, como varios otros anacoretas en ese tiempo, Juliana también escribió un libro, Revelaciones del Amor Divino. En él, ella describió sus 16 visiones de Jesús. Al escribir este libro sobre la gran compasión de Dios por nosotros, Juliana desarrolló un vocabulario especial. Ella llamó al Creador nuestra madre y nuestro padre. Ella llamó a Jesús el Redentor nuestro hermano.

En el momento de la muerte de Juliana, personas de toda Europa viajaron a su habitación, o celda, para pedirle consejo. Todos reconocían que ella era cercana a Dios. La Iglesia nunca la declaró formalmente santa, pero a través de los siglos la gente la ha llamado “Beata”.

Conexión con Sean mis Discípulos®
Grado 4, Capítulo 3

Conexión con Bendecidos®
Grado 5, Unidad 3

Comments are closed.