Ángela Merici (Español)

Angela_Merici-230x300
Festividad: 27 de enero
Canonización: 24 de mayo, 1807
Beatificación: 30 de abril, 1768


¿Alguna vez le dirías “no” al Papa? Probablemente no, al menos que pienses que hay un poder mayor que el Papa que te esté llamando. Ángela Merici sabía en su corazón que Dios quería que le enseñara a los pobres. Por eso, cuando el Papa Clemente VII le pidió que dirigiera a un grupo de enfermeras, tuvo que decirle que “no”. Ella obedeció a Dios y a su corazón y fundó las Hermanas Ursulinas.

Ángela nació alrededor de 1470 en una granja en Desenzano, Italia. Tenía tres hermanos mayores, una hermana mayor, y una hermana menor. Los niños mayores y los padres de Ángela habían muerto antes que Ángela fuera mayor. Ella y su hermana menor fueron atendidas por un tío, pero este murió cuando Ángela era una jovencita.

La gente sabía Ángela realmente amaba a Dios. Ella pasó gran parte de su tiempo en oración. Estaba especialmente fascinada por Santa Úrsula, que era la hija de un rey cristiano británico en el siglo X. Varias leyendas existen con respecto a Úrsula, pero Ángela entendió que ella había sido una persona que fue ejecutada por no casarse con un príncipe pagano.

Tras la muerte de su tío, Ángela fue a Brescia, Italia, donde una familia rica le ayudó a abrir una escuela para mujeres jóvenes. Ella estaba preocupad que la educación no era una opción para las mujeres que no eran ricas. En la escuela, Ángela enseñó a las niñas acerca de Dios.

Alrededor de este tiempo, el Papa Clemente VII, le pidió que dirigiera a un grupo de enfermeras. Ángela creía que Dios quería que hiciera otra cosa. Ella tenía un claro entendimiento de su sueño: muchas personas en Italia eran pobres y enfermas. Ellas vivían en condiciones lamentables. Ángela vio que a los ricos les iba bien, pero la gente pobre no tenía a nadie que cuidara de ellos.

En noviembre de 1535, reunió a un grupo de mujeres para ayudar a cuidar de los pobres de la ciudad. Se llamaban ursulinas, porque creían que santa Úrsula las protegería. Dividieron Brescia en secciones y las ursulinas salieron en grupos para ayudar a cuidar y a enseñar a las jóvenes.

Desde entonces, hace casi 500 años, la comunidad de las ursulinas se puede encontrar en todo el mundo enseñando y cuidando de los que escuchan la Buena Nueva. Ellas fueron la primera congregación docente de religiosas.

Ángela murió en 1540. Su cuerpo está enterrado en la Iglesia de Santa Afra en Brescia. Fue beatificada en 1768 por el Papa Clemente XIII y canonizada en 1807 por el Papa Pío VII.

Santa Ángela es la patrona de las personas con discapacidades y de los enfermos.

Conexión con Bendecidos®
Grado 2, Unidad 3

SHARE THIS:

RELATED