Teresa de los Andés (Español)

Teresa_Andes-220x300 Fiesta: 12 de abril
Venerada: 22 de marzo, 1986
Beatificada: 3 de abril, 1987
Canonizada: 21 de marzo, 1993

Juanita provenía de una familia acomodada de Santiago, Chile, donde nació en 1900. Había una capilla en la propiedad familiar y Juanita asistía a misa todos los días desde el momento en que era una niña pequeña. No veía la hora de dar su primera comunión para poder recibir a Jesús.

A Juanita le encantaba leer historias de los santos. Cuando tenía 14 años, leyó La Historia de un alma, la autobiografía de una monja carmelita, Teresa de Lisieux, que más tarde fue canonizada como santa. La historia de la vida de Teresa tuvo un poderoso efecto en Juanita. Ella sintió que Dios la estaba llamando para que le sirviera como Hermana Carmelita en el convento del Carmelo de Los Andes.

Mientras se preparaba para entrar al convento, Juanita enseñaba religión a los niños de su parroquia y trabajaba con la gente necesitada. Un día conoció a un niño en harapos. Ella lo llevó a casa y cuidó de él, dándole la ropa de su hermano y asegurándose de que tuviera suficiente para comer. Cuando se enteró de lo pobre que era su familia, hizo una rifa para ayudarlos. Ella donó su reloj como el gran premio.

Juanita entró al convento cuando cumplió 19 años. Tomó el nombre de Sor Teresa de Jesús, en honor de la santa que admiraba tanto. Ella pasó sus días alegremente aprendiendo las tradiciones de las Carmelitas. Escribió cartas a muchas personas durante este tiempo, asesorándoles sobre cómo acercase más a Jesús y promeiendo orar por ellos.

Menos de un año después, en 1920, la Hermana Teresa se enfermó mucho con una infección. A Ella se le permitió tomar sus votos finales en la cama y a los pocos días murió. Su familia se sorprendió por la multitud de personas que llegaron a la misa fúnebre de Teresa. Su trabajo con los pobres y sus cartas de consuelo habían tocado muchas vidas.

Teresa fue canonizada en 1993. Ella es la primera santa de Chile. El ejemplo de Santa Teresa nos enseña que podemos seguir a Jesús al orar y ayudar a otros.

Conexión con Sean mis Discípulos®
Grado 3, capítulo 24

SHARE THIS:

RELATED

TAGS: abril, Español, Santa

Comments are closed.