Rosa de Lima (Español)



Rose_of_LimaFiesta: 23 de agosto
Canonizada: 2 de abril, 1671
Beatificada: 15 de abril, 1668

Desde que era bebé, Isabel de Flores era tan bonita que la llamaban “Rosa”, la más hermosa de todas las flores. Siendo criada en Lima, Perú, donde nació en 1586, Isabel desarrolló un talento por la jardinería, por lo que no es de extrañar que ella tomara el nombre de “Rosa” como nombre de confirmación. Mientras tendía las flores en el jardín de la familia, ella oraba. Su relación con Dios era lo más importante en su vida.

Los padres de Rosa esperaban que se casara, pero Rosa quería dar su vida por completo a Dios. Ella le dijo a sus padres que su sueño era entrar al convento para convertirse en monja, pero no le dieron permiso. Necesitaban a Rosa en casa para ayudar a mantener a la familia.

Rosa se mudó a una choza en el jardín. Ella ganaba dinero con la venta de sus flores durante el día. Por la noche bordaba, haciendo diseños con hilos de colores en la tela. La gente compraba la ropa que ella adornaba. Con el dinero que ganaba, Rosa ayudó a su familia y también compró alimentos para los necesitados de su comunidad. Ella ponía sus oraciones en acción. Con la ayuda de su hermano, añadió habitaciones a su choza y se preocupaba por los niños sin hogar y los ancianos. Ella se convirtió en una mujer muy querida por todas partes de su país.

Cuando la gente alagaba su belleza, Rosa se cortó el pelo y se frotó pimienta en la cara para no ser notada por su aspecto. Aunque nunca se convirtió en monja, ella tomó los votos de la Tercera Orden de Santo Domingo y se mantuvo casta a lo largo de su vida.

Rosa no cuidaba bien de su propia salud. Ella no dormía lo suficiente y no comía adecuadamente. Estos sacrificios acortaron su vida al servicio de Jesús y de su prójimo. Cuando murió en 1617, tenía sólo 31 años de edad, y gente de toda Lima llegó a su misa funeral para agradecer a Dios por llenar a Rosa con amor por todos.

Fue canonizada en 1667. Honramos a Rosa de Lima el 23 de agosto. Ella fue la primera persona del Nuevo Mundo- las Américas- que fue nombrada santa, y ella es hoy la patrona de América Latina y las Filipinas, así como de los jardineros y los floristas. La vida de Rosa nos enseña a llegar a nuestro prójimo y a utilizar nuestros talentos para ayudarles a vivir una vida mejor. 

Conexión a Sean mis discípulos®
Grado 1, capítulo 2
Grado 5, capítulos 2, 22 

Comments are closed.