Mariana Cope (Español)



Marianne_Cope-203x300_SistersStFrancisNeumanCommunities
Fiesta: 23 de enero
Canonizada: 21 de octubre, 2012
Beatificada: 14 de mayo, 2005
Venerada: 19 de abril, 2004

¿Recuerdas la parábola del Buen Samaritano en Lucas 10:29-37? La Madre Mariana de Molokai trajo la historia de Jesús a la vida en su ministerio a los leprosos de Hawái.

Mariana Cope nació Bárbara Koob en Alemania en 1838. Cuando tenía dos años, su familia emigró a los Estados Unidos, al norte del estado de Nueva York, para encontrar una vida mejor. Después de la graduación de 8º grado, trabajó en una fábrica para ganar dinero y ayudar a su familia. Su sueño de convertirse en monja tuvo que ser pospuesto hasta que sus hermanos más pequeños pudieran mantenerse. Se unió a las Hermanas de San Francisco de Syracuse cuando ella tenía 24 años.

Después de tomar sus votos, Mariana enseñó en escuelas católicas y luego se convirtió en directora. Sus hermanas franciscanas reconocieron su don para el liderazgo y la eligieron a su junta. Las franciscanas fundaron dos hospitales en Nueva York, y Sor Mariana se convirtió en enfermera y en la primera directora en uno de los hospitales. Ella y sus hermanas insistieron en que el hospital diera tratamiento a los pacientes de todas las razas, nacionalidades y religiones. Esta política fue criticada por muchas personas, pero Mariana creía en la igualdad de trato para todas las personas.

Mariana se convirtió en superiora de su orden y fue llamada “Madre”. Un día recibió una carta del gobierno de Hawái pidiendo ayuda en el tratamiento de los leprosos de la isla. Docenas de otras órdenes religiosas se habían negado a la petición, pero Mariana consideró que era un llamado de Dios. Más de 35 hermanas se ofrecieron pero sólo seis fueron elegidas para acompañar a Mariana a Hawái en 1883.

La Madre Mariana pasó 30 años cuidando a los leprosos de las islas hawaianas. Ella y sus hermanas construyeron hospitales para cuidar a los leprosos, y también fundaron hogares y escuelas para las familias de aquellos afectados por la enfermedad. La Madre Mariana trabajó con San Damián de Veuster, sacerdote belga conocido como el “Apóstol de los leprosos” de Molokai, donde estableció una colonia para ellos. Ella continuó su trabajo cuando se enfermó con este mal y murió.

La Madre Mariana murió en Molokai en 1918 y fue declarada “beata” en 2005. El 21 de octubre de 2012, fue nombrada formalmente santa.

Honramos su compromiso con las personas que eran parias en su propia tierra. Podemos imitar el ejemplo de Santa Mariana a por medio del acercamiento a los que son ignorados o tratados injustamente. Al igual que ella, podemos ser buenos samaritanos con todos los que nos encontramos.

Comments are closed.