María, Madre de Dios (Español)
Theotokos Panachranta. Mid-11th-century Kievan illumination from the Gertrude Psalter. Theotokos Panachranta. Mid-11th-century Kievan illumination from the Gertrude Psalter.

María, nuestra Madre Santísima, era solo una niña cuando supo que iba a ser parte importante del plan de Dios para el mundo entero.

La tradición nos dice que María tenía tres años cuando sus padres, Ana y Joaquín, la llevaron al templo de Jerusalén para que fuera bendecida. La bendición era una señal de que iba a amar a Dios y servirle. Ana y Joaquín criaron a María según las costumbres judías y ellos le enseñaron a siempre creer y confiar en Dios.

Cuando María era una jovencita, el ángel Gabriel se le apareció y le dijo que Dios la había elegido para ser la madre de su único Hijo. El ángel le dijo que Dios quería que María nombrara a su hijo, Jesús, y que él iba a ser santo porque él sería el Hijo de Dios. María dijo "sí" a Dios, a pesar de que ella no entendía cómo todo esto iba a suceder. Ella dijo: "Hágase en mí según tu palabra" (Lc 1,38).

Sabemos que el hijo de María se convirtió en el Salvador del mundo, y su obra continúa a través de la Iglesia hoy. Hace mucho tiempo, el Espíritu Santo guió a nuestros líderes de la Iglesia a entender que Jesús es verdadero Dios y verdadero hombre. Él es a la vez divino y humana. Él es la Segunda Persona de la Santísima Trinidad. Jesús también fue un niño que creció, y con el tiempo sufrió la muerte en la cruz y resucitó de entre los muertos. Después de mucha oración y debate, los líderes de la iglesia dijeron que María no era sólo la madre de Jesús. Ella era también la Madre de Dios, ya que Jesús es verdaderamente Dios. Nuestros líderes de la Iglesia le dieron a María un título especial: Theotokos. Esta es una palabra griega que significa "portadora de Dios" o "Madre de Dios".

Mucho antes de que nuestros líderes de la Iglesia declaran oficialmente a María, Madre de Dios, su prima Isabel sabía el privilegio especial que se le había dado a María. Cuando María fue a visitar a Isabel, Isabel la llamó "la madre de mi Señor" (Lucas 1:43).

María es nuestra santa más grande, por lo que comenzamos cada año con una celebración en su honor. También demostramos nuestro amor y reverencia por María muchos otros días especiales durante todo el año litúrgico. Llamamos a estos días especiales fiestas marianas. También hay muchas devociones populares a María en todo el mundo, tales como: la Virgen de Guadalupe, María, Desatadora de nudos, Nuestra Señora de la Merced, El Corazón de María, y Nuestra Señora de la Salud. Podemos orar a María, Madre de Dios, todos los días. Podemos pedirle que nos ayude a decir "sí" al plan de Dios para nosotros. Podemos pedirle a María que rece para que sigamos a Jesús en todo lo que decimos y hacemos.

Conexión con Sean Mis Discípulos® Grado, Capítulos 4, 5 Conexión con Bendecidos® Grado 6, unidad 1 La Historia de Jesús, unidad 1 La Historia de Jesús, unidad 5

SHARE THIS:

RELATED

Fra Angélico (Español)
In "Español"

Mariana Cope (Español)
In "Español"

Comments are closed.