Kateri Tekakwitha (Español)



Kateri_Tekakwitha-179x300
Fiesta 14 de julio
Canonizada: 12 de octubre, 2012
Beatificada: 22 de junio, 1980
Venerada: 3 de enero, 1943

Un huérfano es un niño cuya madre y padre han muerto. Eso es lo que le pasó a Kateri Tekakwitha.

Hace más de 300 años, alrededor de 1656, Kateri vivió en lo que hoy es el estado de Nueva York. Su madre era una católica y un miembro de la tribu algonquina, y su padre era un guerrero mohawk. En su momento, esta nación nativa de Estados Unidos no creía en el Dios cristiano.

Cuando era solamente una niña de corta edad, la madre y el padre y el hermano de Kateri murieron de viruela. La viruela dejó cicatrices en el rostro de Kateri y le afectó su vista. Lucía diferente a los demás niños y ellos se burlaban de ella.
Cuando Kateri tenía 18 años, un misionero católico llegó a la aldea de Kateri. Él trajo la buena nueva de que Dios ama a todas las personas. La mayoría de los miembros de la nación mohawk no creían esto. Pero Kateri sí y comenzó la instrucción en la fe católica. Así que el misionero la bautizó.

Pero todo el mundo se burlaba de sus nuevas creencias. Así que a los 20 años, Kateri se escapó a Canadá. Allí llevó una vida santa. Ella enseñó a los niños acerca de Dios. Ella se preocupaba por las personas enfermas y ancianas.

Kateri tenía sólo 24 años cuando murió. At su muerte, se dice que las cicatrices deformantes que sufrió de viruela desaparecieron. Kateri había mostrado el amor de Dios a todas las personas que conoció. Cincuenta años después de su muerte, el primer convento de monjas para indígenas se estableció en México, y comenzaron a orar por la santidad de Kateri.

En 1980, ella fue la primera nativa americana en ser beatificada. A menudo se le llama “El lirio de los mohawks” o “la doncella mohawk.” El 21 de octubre de 2012, el Papa Benedicto XVI canonizó a Kateri Tekakwitha.

Santuarios nacionales en Fonda, NY, y Auriesville, NY, rinden homenaje a su vida y a su fe.

Conexión a Sean mis Discípulos®
Grado 1, capítulo 3
Grado 3, capítulo 10
Grado 5, capítulo 3

Comments are closed.