Juan de Dios (Español)

John_of_God-222x300
Fiesta: 8 de marzo 
Canonizado: 16 de octubre, 1690
Beatificado: 21 de septiembre, 1630




Nacido el 8 de marzo de 1495, en Portugal, Juan creció en España. Cuando tenía 24 años, trabajó para una familia cuidando de sus animales. La familia se hizo cargo de Juan y se encargó de que él recibiera educación. Cuando joven, Francia y España luchaban entre sí. Juan se convirtió en soldado y fue casi capturado por los franceses. Él creía que un milagro logrado por la Virgen María lo mantuvo a salvo.

Después que terminó la guerra, se convirtió en pastor de una mujer rica. Fue mientras atendía a estas ovejas que a Juan se le ocurrió que muchos enfermos no recibían  ni siquiera el cuidado que las ovejas recibían.

Casi al mismo tiempo, Juan declaró que el niño Jesús se le apareció. El niño le dijo a Juan que Granada sería su cruz. Juan se dirigió inmediatamente a Granada, donde conoció a Juan de Ávila. Juan de Ávila advertía a la gente sobre los males de la riqueza. Según Juan de Ávila, quien sufría por Cristo sería recompensado. Juan de Dios tomó esto muy en serio. Comenzó gritando, golpeándose a sí mismo, y tirando de su cabello para poder sufrir por Dios. No pasó mucho tiempo para que fuera llevado a un manicomio, donde fue severamente castigado y puesto en confinamiento solitario.

Juan de Ávila fue a ver a Juan y le dijo que ya era suficiente. Si él realmente quería agradar a Dios, Juan debía hacer algo útil. Juan de Dios terminó quedándose en el asilo por un tiempo para ayudar a cuidar a los pacientes allí. Finalmente reunió suficiente dinero para abrir un pequeño hospital. Juan se hizo cargo de las personas que estaban enfermas y también les habló de Jesús. En este hospital la gente no sólo recibía atención médica, pero sus necesidades espirituales eran atendidas también. Muchas personas admiraban lo que Juan estaba haciendo y le dieron más dinero para construir un hospital más grande.

A no todas las personas les agradó lo que Juan estaba haciendo, sin embargo. Lo acusaron de recibir a vagabundos y a personas corruptas. El arzobispo le preguntó a Juan si esto era cierto. Juan respondió diciendo que la única mala persona que el conocía en el hospital ¡era él mismo!

Juan se enfermó mucho cuidando a las personas que tenían enfermedades contagiosas. Al cumplir 55 años en 1550, se arrodilló ante el altar del hospital para rezar y murió de rodillas.

Juan fue canonizado en 1690 y es conocido como el santo patrón de los libreros, los bomberos y de los hospitales y los enfermos.

Conexión con Sean mis Discípulos®
Grado 4, capítulo 15

 

SHARE THIS:

RELATED

Miguel Pro (Español)
In "Español"

Comments are closed.